Según el Colegio de Biomagnetismo y Bioenergética de Chile, el Biomagnetismo es “un sistema de diagnóstico terapéutico medicinal, que estudia, detecta, clasifica y corrige las alteraciones del pH mediante el uso del Par Biomagnético”. El par Biomagnético corresponde a zonas del cuerpo que están hermanados y con polaridades distintas (carga positiva y negativa que permite un equilibrio). Este novedoso sistema terapéutico fue creado por el Dr. mexicano Isaac Goiz Durán quien ideó un sistema para curar dolencias y enfermedades del cuerpo mediante el uso de imanes. La terapia logra identificar el padecimiento de ciertos males provocados por virus, bacterias, parásitos y hongos, como también de disfunciones glandulares, al medir cualitativamente la alteración del Potencial de Hidrógeno, donde proliferan los organismos patógenos que atacan nuestro cuerpo.

El biomagnetismo es una terapia que consiste en reconocer por medio de imanes los puntos de energía alterados en nuestro cuerpo y que en conjunto pueden estar generando algún problema físico o molestias de otro tipo que pueden ser crónicas o agudas. Para lograr esto se utilizan imanes pasivos. Se llaman así porque no tienen corriente de electricidad y tampoco están conectados a artefactos electrónicos. Los imanes se pueden colocar en diferentes partes del cuerpo, de acuerdo a la dolencia o al problema que se intente resolver. Cuando están colocados realizan una búsqueda biomagnética para reconocer las zonas que tiene alterado su potencial energético.

El funcionamiento de los imanes

Los imanes tienen la función de rastrear donde están las alteraciones energéticas. Una vez encontradas estas zonas con los imanes pasivos, el médico o especialista coloca un conjunto de imanes redondos con la misma polaridad con una fuerza superior a los 1000 gauss, en dichos sectores en un tiempo que puede ir entre los 10 a 15 minutos aproximadamente en cada zona. Por lo general se aplican de manera simultánea en las distintas zonas alteradas. Las sesiones de aplicación de imanes pueden varias de acuerdo al problema y al paciente mismo.

Los imanes colocados en el cuerpo generan una interrupción de la retroalimentación de energía que hay entre bacterias y virus. Con esto entonces, se corrige la alteración del pH y de las zonas que estaban desequilibradas energéticamente en el organismo. Luego de este proceso, los microrganismos pierden su energía y terminan siendo eliminados. En relación a los virus, el cambio del pH obstaculiza su reproducción y quedan debilitados o destruidos por el sistema inmunológico.

Fuente: http://sanoynatural.cl/contenidos/que-es-y-como-funciona-el-biomagnetismo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>