Sus semillas son una fuente rica en vitaminas, omega 3, fibra y antioxidantes. Es muy importante incluirlas en la dieta diaria ya que está especialmente indicada para combatir el colesterol y los triglicéridos altos entre otras dolencias ya que actúa directamente a nivel celular.

Una cualidad única de las semillas del Chia es su elevado contenido de aceite y la fuente vegetal más rica por el esencial ácido graso omega-3. La Chia tiene aproximadamente tres a diez veces más la concentración de aceites grasos insaturados de la mayoría de los granos, los que son esenciales para ayudar a emulsificar y absorber las vitaminas solubles en grasa, A, D, E, y K.

Las semillas de chía poseen entre 19 y 23 por ciento de proteína y son una buena fuente de vitamina B, calcio, potasio, cinc y cobre.

Contiene proteínas completas proporcionando todos los aminoácidos esenciales. Esto es importante para las personas vegetarianas.

La función de los ácidos grasos insaturados en el cuerpo cooperando con la vitamina D permite que el calcio esté disponible en los huesos, ayudando a la asimilación de fósforo y estimulando la conversión de caroteno en vitamina A. Los ácidos grasos están relacionados a la función normal del sistema reproductivo.

Por su contenido de omega 3 ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos.

Da una sensación de saciedad ayudando a controlar el apetito.

Ayuda a regular la coagulación de la sangre, células de la piel, membranas, mucosas y nervios, esto ayuda a la regeneración de los tejidos.

Ayuda a que sea más fácil el crecimiento y la regeneración de tejidos durante el embarazo y lactancia.

Se cree que ayuda a disminuir el tiempo de digestión de los carbohidratos en el estómago lo que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Los ácidos grasos insaturados son esenciales para la actividad glandular normal, especialmente para la glándula adrenal y la tiroides.

Entre sus reconocidas propiedades encontramos que ayuda a mejorar los niveles de colesterol en sangre, como así también regula los triglicéridos altos, el mal de Alzheimer, déficit atencional, embarazos complicados, molestias por lactancia, reuma, artritis, asma, bipolaridad, estrés, depresión, inflamaciones intestinales ( enfermedad de Chron) y beneficia toda la parte muscular en general.

La Chía es ampliamente recomendada por los médicos, las dosis indicada es de 5 gramos diarios para mantener la salud y de 25 gramos cuando hay colesterol alto o alguna otra dolencia más comprometida.

Cuando hay problemas de intestinos como estreñimiento es aconsejable tomarla en ayunas. Se puede agregar en una infinidad de comidas distintas, pero lo más importante es el aporte que nos dan estas semillas para tener una inmejorable calidad de vida.