El huevo, debido a la cantidad y calidad de nutrientes que posee, está considerado como uno de los alimentos más completos de la naturaleza. Aporta la proteína de mejor calidad, grasas saludables y la mayoría de las vitaminas y minerales; más ciertas sustancias escenciales que protegen la salud.

Dentro de sus principales beneficios está que el consumo en embarazadas se hace imprescindible para el desarrollo del cerebro del bebé; en niños se recomienda por optimizar el desarrollo y crecimiento de huesos, órganos y músculos debido a la cantidad y calidad de proteínas que aporta. En adultos mayores previenen el desarrollo de enfermedades visuales y el fortalecimiento del cuerpo en general. Como función extra podemos destacar su valor dietario para quienes debe reducir el peso del cuerpo sin arriesgar su salud; ya que el huevo está repleto de vitaminas y minerales y a su vez es bajo en calorías. Además, es un alimento rico en proteínas, lo que brinda una mayor sensación de saciedad.

Claro que si a todos estos beneficios que presentamos, le agregamos que el huevo fue producido naturalmente en un ambiente sano, puesto por aves criadas en libertad, el efecto que produce en el organismo humano dicho consumo, es inmejorable.